Cómo prevenir resbalones en el trabajo

Los resbalones se producen cuando se presenta muy poca fricción entre sus pies y el suelo. Las causas comunes de los resbalones son las superficies mojadas, las condiciones climáticas y un suelo o tierra suelto. Es frecuente que los resbalones ocurran cuando usted está distraído o apurado, pero se pueden prevenir.

Señal amarilla indicando precaución por piso mojado.

Esté atento a los peligros

  • Superficies constantemente húmedas. Algunos entornos de trabajo tienen superficies que están siempre húmedas o grasientas. Usted se podría resbalar en una superficie húmeda o grasienta si dobla una esquina cerrada rápidamente o si no presta atención hacia dónde se está dirigiendo. Caminar demasiado rápido o dar pasos largos también puede hacerle resbalar. Otro problema común es usar zapatos resbalosos que no le ofrecen mucha tracción.

  • Derrames ocasionales. Hasta un derrame menor de café o agua puede ser peligroso. Usted se podría resbalar si camina sobre un derrame de líquido que alguien no secó o no informó. También podría resbalarse si camina con sus manos en los bolsillos en vez de dejarlas libres para mantener el equilibrio. Y generalmente usted se resbala cuando está apurado.

Camine con seguridad en superficies mojadas

Si tiene que caminar sobre superficies mojadas, tome estas medidas de precaución para prevenir lesiones:

  • En las esquinas, doble haciendo una curva abierta.

  • Preste atención a la superficie en la que se está desplazando.

  • Camine lentamente y dé pasos cortos.

  • Use zapatos con suela antideslizante.

  • Deje sus manos libres para mantener el equilibrio.

Limpie los derrames de inmediato.

Para mantener las áreas de paso despejadas y seguras, tenga en mente lo siguiente:

  • Limpie o informe los derrames de inmediato.

  • Marque los derrames grandes con un cartel, toallas de papel o un bote de basura.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.